• Enfermedades

Canal Estrecho de Columna Lumbar

Causas

La presión sobre los nervios puede ser causada por cambios degenerativos graduales sobre la columna vertebral con el envejecimiento. La artrosis puede llevar a cambios degenerativos de las articulaciones de la columna (llamado las carillas articulares) que dan lugar a un estrechamiento del canal espinal o el agujero donde los nervios salen del canal.

La degeneración del disco intervertebral, hernia o protrusión, así como engrosamiento de los ligamentos en el canal espinal puede también conducir a una mayor presión sobre los nervios. Con menos frecuencia alteraciones de la sinovial o de otros tumores espinales también pueden causar estrechamiento de las estructuras vertebrales.

Los síntomas

Los pacientes con estenosis espinal lumbar típicamente se presentan con una larga historia de dolor lumbar y molestias progresivas en la pierna.

Síntomas unilaterales o bilaterales en las piernas se producen en aproximadamente el 90 % de los pacientes con estenosis y se refiere a menudo como claudicación neurógena. La claudicación neurógena se define como dolor poco localizado, sensación de hormigueo o calambres en una o ambas piernas que se cree que resulta de la compresión de los elementos neurales (los nervios y las membranas) de la columna lumbar. Los síntomas son generalmente dependientes de la postura, empeora la bipedestación o soporte de peso. Los pacientes refieren molestias al ponerse de pie que rápidamente se alivia al sentarse o adoptar una postura flexionada hacia delante. Asimismo puede presentarse trastornos de la marcha en forma progresiva. Existe poca correlación entre la severidad de los síntomas de los pacientes y estudios imagenológicos. La formulación de un plan de tratamiento eficaz se basa en la integración de la imagen y otros estudios con los signos clínicos del paciente.

Diagnóstico

El diagnóstico de la estenosis espinal comienza con una historia completa y un examen físico. El médico determinará qué síntomas están presentes, lo que les hace mejor o peor, y cuánto tiempo han estado presentes. Un examen físico es esencial para determinar la gravedad de la enfermedad y si es o no la causa del dolor, debilidad o entumecimiento. Las anomalías en la fuerza y la sensibilidad de determinadas partes del cuerpo que se encuentran con un examen neurológico pueden proporcionar evidencia objetiva de la compresión de la raíz nerviosa crónica causada por la estenosis espinal.

Radiografías (rayos X), tomografía computada (TAC), resonancia magnética (IRM) o pruebas electromiográficas (EMG) puede llevarse a cabo para ayudar a evaluar si la estenosis espinal está presente.

Tratamiento

Para el tratamiento, el enfoque conservador inicial es a menudo de terapia física, la mayoría de los problemas de espalda responden a los tratamientos no quirúrgicos. Los tratamientos no quirúrgicos pueden incluir medicamentos anti-inflamatorios, terapia física o técnicas de tratamiento del dolor, como las inyecciones epidurales de la columna vertebral (bloqueo espinal).

La educación del paciente en la postura adecuada y mejoría de la movilidad, desempeña un papel importante en la rehabilitación de pacientes con estenosis espinal.

Cuando los tratamientos conservadores no ayudan, la cirugía a menudo proporciona alivio. Para los pacientes con dolor persistente, existen diferentes técnicas: laminectomía descompresiva lumbar con técnicas de microcirugía mínimamente invasivas que permiten descomprimir el canal lumbar con pequeños abordajes eliminando partes del hueso dañado, disco o ligamentos que están presionando sobre las raíces nerviosas. En casos de estenosis de varios niveles lumbares puede estar indicada la colocación de prótesis. La mayoría de los pacientes post- quirúrgicos pueden salir del hospital después de una breve estancia e iniciar rápidamente su tratamiento de rehabilitación, muy importante para la recuperación definitiva.